Escuchala online

Independiente le ganó a River y lo dejó sin final

Independiente derrotó a River 2-0 con un doblete del juvenil Alan Velasco por la quinta fecha de la fase Campeonato y lo dejó sin posibilidades de acceder a la final de la Copa Diego Armando Maradona.

River pagó caro la falta de eficacia en los últimos metros y la gran noche de Velasco, que marcó dos golazos desde afuera del área a los 24 y 40 minutos del primer tiempo. Además, en el Millonario expulsaron a Marcelo Gallardo por protestas hacia el árbitro del partido, Diego Abal.

Con este resultado, Boca clasificó a la final de la Copa Diego Maradona luego de empatar 2-2 ante Argentinos Juniors en la Paternal y ubicarse en el primer lugar con 9 puntos, seguido por el equipo de Núñez y el Bicho, con 8 unidades cada uno.

Ahora, River, que recibió 7 goles en los últimos 3 partidos, deberá ir por la hazaña en Brasil frente a Palmeiras el próximo martes 12 de enero a las 21.30, en el partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores.

La primera parte del partido tuvo como protagonista a los arqueros. A los 10 minutos, Franco Armani contuvo un remate cruzado de Alan Velasco, quien con un doble enganche eludió a dos defensores de River y quedó mano a mano en una chance inmejorable que no pudo concretar. Luego, Sebastián Sosa se lució con dos intervenciones: primero a Borré tras de un disparo adentro del área y luego en un tiro de esquina.

A los 24 minutos Velasco tuvo la revancha, pero desde afuera del área y con un golazo. Se desmarcó, gambeteó a Ponzio y lanzó un disparo que ingresó cerca del palo derecho de Armani para poner a Independiente arriba en el marcador.

Con ese golazo, el juvenil del Rojo se convertía en la figura y era una amenaza constante para River. Pero esto no fue lo único ni lo último, ya que a los 40 minutos remató otra vez con la pierna derecha desde afuera del área y venció a Armani, quien otra vez tuvo una floja respuesta. Ahora, con el pibe encendido, Independiente ganaba 2-0 en la cancha de Banfield.

River salió a la carga en el complemento. Acorraló a Independiente en su campo y pobló el área rival buscando lastimar con centros provenientes desde las bandas pero no logró quebrar la defensa rival ni a Sebastián Sosa. La falta de eficacia del Millonario se resume en un despeje en la línea de Fabricio Bustos luego de un remate de Borré con el arco libre, un disparo de Nacho Fernández que se estrelló en el palo y un mano a mano de Jorge Carrascal que detuvo el arquero del Rojo.

Pasaron los minutos y la ilusión de River se fue esfumando. Ahora espera Palmeiras y los hinchas de la banda rezan por una noche épica.

Comentarios Libres