Escuchala online
COPA LIBERTADORES

Palmeiras goleó a River

Palmeiras aprovechó cada error de un River desconocido, y lo goleó 3-0 este martes en Avellaneda, para meter un pie en la final de la Copa Libertadores.

En los primeros momentos se vio a un Palmeiras cediendo la iniciativa, pero intentando buscar los contraataques. River avisó de entrada, antes de los dos minutos, con una buena jugada colectiva que terminó con un disparo de Rafael Santos Borré por encima del travesaño; y antes de los cinco, lo tuvo Jorge Carrascal adentro del área.

El equipo de Marcelo Gallardo manejaba la pelota y generaba, pero sin lastimar, más allá que Borré tuvo otra clarísima que no llegó a conectar. Y cuando el local era superior y dominaba, un error de Franco Armani derivó en el gol de Rony antes de la media hora de juego.

El arquero despejó con los pies un centro que parecía de fácil control con las manos, y la pelota le cayó a Rony en el borde del área. Encima, el remate del brasileño tuvo un leve desvío en Nicolás De La Cruz, lo que terminó de consumar el combo letal para los de Núñez.

Enseguida, otro error defensivo, esta vez en la salida de Javier Pinola, derivó en otro gol de Palmeiras, aunque en este caso la conquista fue anulada por offside. Tras la apertura del marcador, fue todo desconcierto en River, y la visita comenzó a crecer y a llevar peligro al arco de enfrente.

El envión del equipo paulista duró un ratito, hasta que el “Millonario” se acomodó y otra vez empezó a dominar. Así, en el final de la primera parte se lo perdieron entre Borré y Matías Suárez tras una buena jugada de Carrascal, y el travesaño le negó el gol a Nacho Fernández en un muy buen tiro libre.

Si la noche venía difícil para River, al minuto de iniciado el complemento, Luiz Adriano lo madrugó a Robert Rojas en una jugada similar a la de Carlos Tevez el pasado Superclásico, y se fue solito para marcar el 2-0 que resultó un mazazo para el conjunto argentino.

El desconcierto se apoderó de un River que encima tuvo algunas que no pudo concretar, que se quedó con 10 por la insólita expulsión de Carrascal en el cuarto de hora de la segunda etapa y que, de ese tiro libre, el combinado paulista encontró el 3-0.

Quedó tiempo para algunos cruces entre jugadores, broncas por algunas cargadas, y si bien el partido bajó en intensidad, Palmeiras pudo haber marcado el cuarto en más de una oportunidad.

De esta manera, la serie quedó casi sentenciada en la ida, algo que no le había ocurrido nunca al River de Gallardo, más allá de aquel 0-3 ante Jorge Wilstermann, un rival de menor jerarquía que el “Verdao” y que en la revancha fue goleado 8-0 por el “Millonario” para avanzar de fase.

El próximo martes, en el Allianz Parque de San Pablo, el conjunto brasileño podría convertirse en el primer finalista de la Copa Libertadores, salvo que el “Muñeco” tenga un milagro más bajo la manga.

Comentarios Libres