Escuchala online

Ana Maradona, hermana de Diego, apuntó contra Dalma y Gianinna

'Pregúntenles a las hijas a ver cuándo lo vieron. Nunca nos encontramos con ellas. Jana sí que estaba. Verónica cuando estuvo con él, sí, iba con Dieguito Fernando', detalló la mujer.

Diego Maradona parece no tener paz a una semana de su muerte que conmovió a todo el país y elmundo.

Una de sus hermanas, Ana Maradona pidió salir al aire en Los Ángeles de la Mañana, por Canal 13, para cruzar a Yanina Latorre, quien antes estaba hablando del dinero que el Diez le enviaba al resto de su familia.

Ana, disgustada, fue contra Dalma y Giannina.

"¿Dicen que yo cobraba por estar con mi hermano, de dónde saco eso? Que me compruebe. Comprobame qué recibí. Si eso es así no tendríamos deudas, no deber expensas, eso lo puedo comprobar. Esta señora la va a pagar, que se acuerde", soltó Ana, desafiando los dichos de Latorre.

"Mis hijos y los hijos de mis hermanos nadie vivía de Diego, nadie. Era muy generoso, sí, era generoso, a veces nos regalaba algo, pero nada más. Nosotros no vivimos de él, nunca, jamás. Como ellas vivieron, sin él no hubiesen sido nada. Que se queden calladas. Que no nos entierren a nosotros, encima del dolor que tenemos, porque nosotros sí tenemos dolor. Lo del testamento nunca nos interesó", siguió, para empezar a evidenciar una grieta que existe dentro de la familia.

"Cuando fuimos a lo de Rial es porque nos mandó él para defenderlo y que vean que tenía familia, porque estaba abandonado de las hijas. ¿Cuándo vinieron las hijas a verlo? Nunca, jamás, eso sí lo podemos comprobar", relató Ana.

"Nosotros no estamos en contra de ellas, ellas están en contra nuestra, no sé por qué. Que me expliquen ellas, que me llamen y me digan 'estamos por esto y esto'. Nosotros no estamos en contra. Si eran hijas de Juan Pérez quién las iba a tener donde están. Pregúntenles a las hijas a ver cuándo lo vieron. Nunca nos encontramos con ellas. Jana sí que estaba. Verónica cuando estuvo con él, sí, iba con Dieguito Fernando".

Comentarios Libres