Escuchala online

Sergio Lapegüe en terapia intensiva

El conductor de TN, Sergio Lapegüe, fue internado en Sanatorio Juncal, en Temperley, hace más de una semana tras dar positivo de coronavirus. A pesar de haber recibido dos dosis de plasma y haber presentado una leve mejoría, anoche fue trasladado a terapia intensiva según lo comunicado por su esposa, conocida como Bochi, a través de sus redes sociales.

"Anoche Sergio Lapegüe pasó a terapia intensiva, la tomografía de ayer dio un poco más de inflamación en sus pulmones, anoche volvió a levar fiebre y no oxigenaba bien. Su neumonólogo decidió pasarlo al sector de cuidados más intensivos. Está muy agotado, física y anímicamente. Gracias por tanto amor", escribió la esposa en una historia de Instagram.

"Y un día me tocó a mí... Después de tanto cuidado, de tanta prédica, de tanto insistir con el protocolo... Por error, por imprudencia o por un imponderable, me contagie de COVID. No lo sé. Empecé a toser, a sentir un cansancio raro, a quedarme sin aire. Pensé en la ola de calor. A la noche tuve un poco de fiebre y esta subió con el correr de las horas. Al otro día llamé a mi neumonólogo y fui al sanatorio Juncal de Temperley. Me hisoparon, me sacaron sangre y para estar seguros me hicieron una tomografía de pulmones. Ahí la historia cambio.

Mi pulmón derecho está empezando a ser invadido por el virus. Estoy internado. La rápida acción de los médicos está evitando que se expanda. Son increíbles. En unas horas me ponen plasma. Estoy muy bien cuidado por los médicos, enfermeros y todo el personal de la clínica. Sigo aislado, esperando que el virus se vaya.

Muchas gracias a todos por la preocupación y por cada mensaje de aliento. De corazón: gracias. Cuídense. Se los dice un amigo" fue el mensaje publicado por el propio conductor en su sitio web y en las redes sociales, el 25 de enero tras enterarse de dar positivo por Coronavirus.

Su estado de salud pasó por varios estadíos, hasta llegó a "no poder respirar" y encontrarse "sin fuerza". Pero más allá de la enfermedad, y su estado anímico, su agradecimiento por todos los mensajes que recibe y los médicos que lo atienden sigue estando presente. "Médicos, enfermeros, personal de limpieza, de servicio a la habitación, que se arriesgan cada minuto para que los pacientes puedan cursar esta enfermedad tan desconocida como rara, de la mejor manera sin secuelas”, comentó Sergio Lapégüe en un texto que publicó sobre como se sentía.

Y continuó: “De pronto controlan el oxígeno en sangre y satura bajo, ahí te ponen oxígeno para respirar mejor. Y viene la experimentada enfermera y te inyecta antibióticos o corticoide, o un anticoagulante, para evitar una posible trombosis. Y un mazazo cae sobre tu cabeza, que te desploma sobre la cama”.

 

Comentarios Libres