Escuchala online

El Papa Francisco se reunió con jugadores de la NBA

El papa Francisco recibió hoy en el Vaticano a jugadores de la liga de básquetbol profesional de Estados Unidos y los animó a seguir con la campaña contra el racismo y de aliento a la participación electoral que lanzaron este año en medio de una ola de masivas protestas en su país por la muerte de varios afroamericanos baleados por policías.

"Es importante que sigan llevando la belleza al deporte, pero sin dejar de mirar la lucha por el bien común, su compromiso social", dijo el pontífice este lunes durante el encuentro de casi una hora en la biblioteca privada del Palacio Apostólico con el grupo de jugadores y dirigentes del sindicato de jugadores NBPA (National Basketball Players Association).

urante el encuentro, los jugadores Kyle Korver y Sterling Brown (Milwaukee Bucks); Marco Belinelli (San Antonio Spurs); Jonathan Isaac (Orlando Magic) y Anthony Tolliver (Memphis Grizzlies) narraron al Papa las distintas acciones que encabezaron en un 2020 marcado por la lucha contra el racismo en Estados Unidos.

Así, durante la reunión, los jugadores utilizaron por turnos un micrófono que el Vaticano puso en el centro de la sala para contarle al Papa las distintas iniciativas.

"Ustedes han formado un equipo a lo largo de este año, en el que cada uno tiene su personalidad y sus características, y han actuado con unidad sin perder la originalidad de cada uno. Ese trabajo de grupo es muy importante, y tienen que continuar con él", sostuvo el Papa durante el encuentro.

En 2020, los jugadores de la NBPA se mostraron como una de las caras más activas en la lucha contra el racismo y la violencia policial.

En la parte final de la temporada cambiaron los nombres de sus camisetas por una serie de 29 frases con fuerte contenido social, con leyendas como "Black Lives Matter" (Las Vidas Negras Importan) y "Equality" (Igualdad).

Durante esa fase final de la temporada, conocida como playoffs, llegaron incluso a frenar seis partidos en repudio a las graves heridas sufridas por el afroamericano Jacob Blake de parte de un policía blanco que le pegó siete tiros por la espalda en agosto pasado en Kenosha, Wisconsin.

Esa acción les valió a los jugadores un ataque frontal del presidente Donald Trump, quien los acusó de ser una "organización política".

Tras la reunión, la delegación de la NBPA le regaló al Papa una camiseta con la inscripción "Black Lives Matter" como la que usaron durante la previa de los partidos; una pelota firmada por los jugadores y un libro con 50 páginas de fotos de las distintas iniciativas impulsadas por la NBPA en las campañas por el "Black Live Matter" y para estimular la participación ciudadana en las elecciones.

Comentarios Libres