Escuchala online

Las radios comunitarias como soporte educativo en tiempos de pandemia

Los senadores Jorge Solá Jais y Mario Carrizo se reunieron esta mañana junto al cacique Marcos Salva, de la comunidad indígena de Antofalla; Gabriel Suárez, de las comunidades indígenas del norte de Belén y Rubén Segundo Dusso, reciente Delegado del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) en Catamarca, para trabajar con las radios comunitarias del interior en el marco del Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA).

Se trata de una herramienta que permite redistribuir los recursos que provienen de los medios de comunicación audiovisual (gravámenes y multas) para fomentar, entre otros proyectos, a los medios comunitarios, de frontera y de pueblos originarios. El Enacom, por su parte es quien se ocupa de implementar concursos de subsidios para procesos de actualización tecnológica, mejoras de gestión y producción de contenidos audiovisuales para radios, canales y productoras de medios comunitarios.

Respecto al trabajo conjunto que suscitó dicha reunión, Dusso explicó que desde la dirección del Ente de Comunicaciones, conducida por Claudio Ambrosini (Presidente de Enacom) y Javier Forlenza (Director Nacional de Usuarios y Delegaciones de Enacom), se está trabajando en conjunto para llevar el servicio que brinda dicho ente “a cada rincón de la Argentina, acercando el organismo a la gente y acortando la brecha digital que existe en lugares alejados de los centros urbanos”.

El delegado de Enacom también aclaró que, entre las comunidades originarias que ya tienen personería jurídica, están las de Morteritos, Corral Blanco, Angostura, Aguascalientes y Antofalla, comprendidas entre Belén y Antofagasta de las Sierras, y que ya se iniciaron las conversaciones con el senador Raúl Chico, de Santa María, y Horacio Gutiérrez, de Andalgalá, para trabajar con las comunidades de Capillitas e Inganama.

Radios comunitarias como alivio a la no conectividad

Según información publicada desde Telam, a mediados de marzo, los maestros y profesores que debieron adaptar contenidos sobre la marcha y transformar sus materias para una cursada virtual, encontraron en las radios comunitarias una ayuda, en algunos casos impensada, y en otros solo afianzó los lazos que las emisoras tienen con su comunidad, incluidas las escuelas.

De acuerdo con un estudio que difundió hace pocos el Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco), más de 60 emisoras de todo el país (la mitad de las socias que tiene la entidad) tenían antes de la llegada del Covid-19 alguna vinculación con escuelas, jardines o centros de alfabetización.

La intervención de las radios comunitarias resulta así esencial en los espacios donde hay poca o nula conectividad o escasos dispositivos para conectarse.

 

Comentarios Libres