Escuchala online

Repudian accionar "homofóbico" de policías

Las organizaciones y activistas integrantes de la Asamblea Ni Una Menos de mujeres y disidencias de Catamarca repudiaron hoy el accionar 'homofóbico, transodiante, abusivo por medios de apremios ilegales de la Policía de Catamarca, ante los hechos aberrantes ocurridos.

Como se sabe, el sábado a la noche policías irrumpieron en un domicilio en Valle Viejo donde jóvenes integrantes del colectivo LGTTTBIQ+, llevaban a cabo una reunión social.

Durante el operativo, los uniformados "no identificados" filmaron a los jóvenes y los sometieron "cobardemente, a violencias físicas y verbales por su condición sexual y de género visible". 

"Los abusos fueron registrados en un video que se distribuyó en redes sociales por los mismos agentes, con pretensión aleccionadora y de escarnio público a las víctimas denunciantes, dando lugar, con su viralización, a la revictimización a través de memes y comentarios que expresan la cultura machista de exclusión y disciplinamiento que vivimos, que sufrimos. La Asamblea está en estado de alerta por el proceder sistemático de las fuerzas represivas del estado , especialmente de la Policía de Catamarca", señala un comunicado de prensa. 

Y agrega: "Estas situaciones de abuso de poder y vulneración de Derechos Humanos de las y los ciudadanas y ciudadanos de la provincia son cada vez más frecuentes y se repiten en todos los departamentos de la provincia, atentos a la creciente vigilancia social y las medidas punitivas que impusieron los decretos de ASPO y DISPO. En el marco de la pandemia, tenemos conocimiento de un sin número de denuncias por maltrato policial. Un accionar inconstitucional de las fuerzas policiales que persigue, hostiga y abusa de los sectores más desprotegidos, que son constantemente vulnerados por las instituciones policiales como sucedió en Tinogasta, cuyos efectivos tienen dos denuncias penales por apremios ilegales en menos de dos meses. El Estado, lejos de diseñar políticas públicas que protejan y cuiden a la población, fortalece una institución que viola los derechos humanos de manera recurrente, generando prácticas que deben ser inmediatamente sancionadas". 

Ante esta situación, exigen que "se identifique y se haga público el nombre de cada agente que participó en el operativo y de los funcionarios a cargo. El apartamiento de los efectivos policiales que intervinieron en el operativo y el inicio de sumarios administrativos correspondientes para su exoneración inmediata. La sanción a los supervisores a cargo. El diseño e implementación, de manera urgente, de políticas que erradiquen el accionar abusivo, misógino, transfóbico y represivo de la Policía de Catamarca. Que se capacite en Ley Micaela y Derechos Humanos a todos y todas los y las agentes de seguridad del Estado provincial. Que se articule y se implemente un protocolo de intervención inmediata en todos los casos que un agente o funcionario de las fuerzas de seguridad sea denunciado. Reiterando el pedido realizado en mayo al entonces Ministro de Seguridad, Dr. Hernán Martel, que nunca fue respondido".

Comentarios Libres