Escuchala online

"Espero que los jueces esten a la altura de las circunstancias"

Mañana la Camara de Apelaciones en lo Penal deberá resolver si prescribe o no la causa que se sigue en contra del cura Moises Pachado por un abuso sexual en contra de una menor de edad

En dialogo con FM REPUBLICA 100.1, Ingrid, victima de abuso cometido por el cura Moises Pachado cuando ella tenía solo 9 años de edad ( actualmente tiene 32 años) se refirió a la marcha que se desarrollará en Belen para reclamar por justicia y por que no prescriba la causa y narró acerca de lo que le tocó vivir cuando era menor

"Hoy estoy en Hualfín, pero iré a Belén a participar de la marcha. Me fui de mi pueblo a los 15 años, no en muy buenos términos, me costó volver pero después de mucho tiempo me siento acompañada y contenida por mi familia. La gente del pueblo hoy cambió, quizás no se expresa pero acompaña"

"No voy a bajar los brazos, voy seguir sosteniendo que las causas de abuso a niñas/os y adolescentes no prescriben. Es muy difícil confiar en la justicia cuando tenés un intendente condenado que sigue en libertad"

Ingrid ademas comentó que Durante muchos años despertaba sobresaltada en medio de la oscuridad. Cada noche, la misma pesadilla, hasta que caía que se trataba otra vez del sueño aterrador de siempre

Así pasé de niña a mujer, presa del pavor de una imagen: la del cura Moisés Pachado que se acercaba a mi y me tocaba y me violaba y me amenazaba con represalias si llegaba a hablar.
 

Mañana martes 27 de octubre los jueces Edgardo Álvarez, Marcelo Soria y Mauricio Navarro Foressi, de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Catamarca, deberán expedirse ante el reclamo del abogado del cura, que pretende que la causa se detenga porque pasaron más de 10 años de los hechos.
 

La decisión en la Cámara es la segunda instancia después de que el juez de Garantías de Belén, Oreste Piovano, negara la prescripción de la causa. El magistrado aplicó los convenios de los derechos internacionales del niño. "El abuso en los niños y niñas es imprescriptible”, escribió en su fallo, que el abogado de Pachado, Roberto Mazzucco, apeló ante el tribunal superior.

“Espero que el Tribunal que se conformó para esto dé la posibilidad de que se haga justicia. Este caso no es tan solo para mí. Es para sentar un precedente en este tipo de causas. De lo contrario va a volver a tapar la boca de muchas víctimas que tienen ganas de hablar y que están esperando claros mensajes de la Justicia argentina. Es necesario que nos demuestren de qué lado se van a parar”, advierte Ingrid, que integra la Red de Sobrevivientes de abusos en la Iglesia.

“Pachado no solo abusó de mi integridad sexual. También, de mi fe. Los abusos fueron cometidos dentro del templo, en la casa parroquial, y crecí pensando en que todo eso estaba mal”

Ingrid admite que en aquel momento, con tan solo 9 años, no se daba cuenta lo que el cura hacía con ella, pero algo le hacía pensar que estaba mal. “Era raro porque Pachado me amenzaba para que no diga nada. Él me decía que nadie me iba a creer, que él no estaba haciendo nada malo”

 

“Siempre fue tormentoso verlo”, confiesa Ingrid. Es que Pachado era muy allegado a su familia materna por su condición de sacerdote. “En esos tiempos acá se idolatraba mucho a los curas y mi abuela lo recibía con los brazos abiertos porque era lo mejor del mundo, nada más y nada menos que el representante de Dios en la Tierra”

 

Finalmente Ingrid cerró la nota diciendo "Es necesario que la Justicia nos demuestre de qué lado se va a parar”

Comentarios Libres