Escuchala online

La mujer que se prendió fuego en el CAPE se encuentra en estado reservado

María Rivero, a cargo del comedor 'Gauchito Gil', se quemó a lo bonzo en el CAPE, molesta ante la falta de atención a sus reclamo en relación con una correcta entrega de partida de los alimentos. Hoy su estado de salud es reservado.

Momentos de tensión se vivió ayer por la mañana dentro del CAPE, en inmediaciones del ministerio de Desarrollo Social, cuando una mujer de 36 años,  identificada como María Rivero, referente del comedor Gauchito Gil ubicado en el norte de la Capital, tomó la terrible decisión de prenderse fuego tras no recibir respuestas a su pedido de alimentos.  La mujer reclamaba mayor cantidad de módulos alimentarios y como no fue atendida de forma inmediata, tomó  la decisión de rociarse alcohol  en el rostro y parte del pecho. La mujer se encuentra en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Juan Bautista entubada con el 30% de vías aéreas comprometidas, además de otras quemaduras, que hacen de su pronóstico reservado.

Luego de este incidente, desde el ministerio de Salud informaron que la mujer ingresó al Hospital Interzonal San Juan Bautista con un cuadro de quemaduras autoinfligidas.

Según datos aportados por la jefa de Terapia Intensiva, Karina Tolosa, la paciente ingresada por lesiones autoinfligidas sufrió  quemaduras por  exposición a fuego directo en cara, cuello, parte superior del tórax y vía aérea.

La superficie corporal quemada es aproximadamente del 30% de vía aérea, más quemaduras externas entre un 12% y 15%. Al momento de la recepción, se realizaron curaciones externas e  intubación, y fue alojada en la Unidad de Terapia Intensiva. Hasta ayer permanecía sedada, estable hemodinámicamente y con asistencia mecánica respiratoria.  

Comentarios Libres