Escuchala online

"El IFE solo se abonará en zonas con cuarentena de fase 1"

La directora ejecutiva de la Administración Nacional de Seguridad Social, Fernanda Raverta, finalmente confirmó que el tercer pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) solo será para personas que residan en zonas donde la cuarentena 'está en fase 1 o la situación está más complicada'.

"No será un IFE como los dos anteriores, que fue para 9 millones de personas. La próxima etapa será para zonas donde la cuarentena está en fase 1 o donde la situación está más complicada", remarcó la funcionaria, y explicó que cuando se termine de pagar el segundo tramo del beneficio, que serán recién a mediados de julio, el Gobierno va a contar cómo será la tercera etapa, "que todavía está en revisión".

"Sucede que como se trata de un ingreso excepcional, cada vez que se toma la decisión de volver a pagarlo, nuevamente se da una discusión presupuestaria", indicó la titular de ANSES. A su criterio, el objetivo es que "quienes viven de la economía informal o están desocupados, puedan tener un ingreso que lo garantice el Estado".

La funcionaria consideró además que esta semana "es importante, ya que todos aquellos que tengan que cobrar el IFE, además de percibir sus 10.000 pesos, también tendrán su CBU. Eso fue posible gracias a un esfuerzo enorme de la ANSES y del Banco Central".

Con respecto a que luego de la pandemia el Gobierno decida otorgar un ingreso universal, reconoció que es una posibilidad "que se está discutiendo, pero le falta mucho recorrido". "Es que en un tiempo como el que vivimos, de tanta alteración en la vida diaria, es muy difícil fijar algunos temas muy puntuales. Pero lo estamos evaluando", señaló. En esa línea ya se había expresado el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, quien consideró que después de la cuarentena será necesario que el Estado disponga un ingreso universal para los sectores vulnerables y que "garantice un piso económico". "Es un punto que va a necesitar la Argentina los próximos años", sostuvo el funcionario y reconoció que el IFE "mostró el nivel de deterioro en el que estaba la asistencia social del Estado".

Para Raverta "está claro que la pandemia puso sobre la mesa un nivel de desigualdad enorme en el país, ya que el IFE alcanza a 9 millones de argentinos que no tienen un ingreso formal". "Esto quiere decir que vivimos en una Argentina muy desigual, profundizada por las políticas del Gobierno anterior", cuestionó.

La confirmación de Raverta llega luego de que, tras una reunión del Gabinete económico con el presidente Alberto Fernández, se confirmara que para las provincias en las que ya hubo reactivación económica, como Catamarca que nunca tuvo casos de COVID-19, habrá un recorte en el subsidio al salario determinado en el programa de Asistencia de emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Así, el beneficio que en los salarios de abril y mayo alcanzó a 8.816 empleados catamarqueños de 1.230 empresas, ahora tendrá un menor desembolso. Ocurre que para las zonas con actividad económica el aporte será con un tope equivalente a un salario mínimo ($16.875), a diferencia del tope de dos salarios que hubo hasta mayo ($33.750).
 

Comentarios Libres