Escuchala online

Desigualdades que duelen: Pario en su casa alumbrada por velas

Una joven, de la localidad de Tatón dpto Tinogasta, dio a luz a su hija en su propia casa, ya que la enfermera del pueblo, por razones de salud, no está atendiendo a pacientes

El miércoles, a 45 kilómetros al norte de Fiambalá, Nazarena Heredia (27) cursaba un avanzado embarazo, y antes que amaneciera, empezó con trabajos de parto. Toda la familia sabía que la única enfermera del pueblo por razones de salud hace más de un mes que no se encuentra trabajando por lo que la abuela tuvo que tomar el rol de “partera” ayudando a su nieta durante el parto.

La responsabilidad fue mayúscula, por un lado, hacer todo lo posible para que el bebé naciera bien, sin dejar nada al azar para proteger la vida del niño y de la madre. Lamentablemente, la falta de energía eléctrica jugó una mala pasada y se tuvo que acudir a la luz de la vela y linternas.

Además,  nadie pudo hacer una llamada telefónica ya que al no haber energía eléctrica no hay señal por lo que recién cerca del mediodía y en coincidencia que un vecino bajaba a Fiambalá, le comunicó a las autoridades la salud lo que había sucedido.

Luego del aviso, se envió una ambulancia que trasladó a la madre y a la recién nacida al hospital

Comentarios Libres